Consigue el libro en Amazon (Kindle) y en iTunes (iBooks)








La silla de locución

Cómo hacer una cabina de locución de emergencia con una silla y una mesa


Muchas veces los podcasters buscamos el mejor sonido posible con recursos limitados porque recién comenzamos en el oficio, porque siempre estamos aprendiendo, o porque queremos aprovechar una oportunidad que se presenta incluso en condiciones difíciles, en situaciones como estar lejos de casa en un hotel o en sitios que no nos permiten tener una buena acústica para grabar con nuestro micrófono. 



Si hay demasiada reflexión en las paredes, ruido que entra por las ventanas o que se cuela por la puerta o incluso las paredes, quizás te pueda servir este truco que nos comparte el locutor profesional Jorge Velasco: usa una mesa, dos sillas y un micrófono o grabadora.

En la primera de las sillas te sentarás tu, frente a la mesa con el micrófono.

En la segunda silla no se sienta nadie, la subes a la mesa y la pones recostada de medio lado, con las patas apuntando hacia la dirección opuesta al sitio donde te sentarás. Así la silla creará un espacio que encierra al micrófono y aislará un poco mejor el ruido exterior y los ecos que se producen con tu voz resonando en la habitación.

Sonará muchísimo mejor porque cumple con la función de una cabina portátil. Especialmente si la silla es acolchada y tiene apoya-brazos completos, cerrados por los costados y acolchados también.

En caso de que no tenga los apoya-brazos o que estos dejen huecos o agujeros, puedes cubrir el cubo que se crea por el espaldar de la silla con una manta, una colcha o algunas almohadas.

El efecto sonoro te dará la oportunidad de tener un sonido muchísimo mejor, sin invertir dinero en cabinas portátiles, o solucionando una situación transitoria en la que necesitas grabar aunque no tengas el mejor espacio acústico.

Saluda al SrVelasco en Twitter y dale las gracias por el consejo que nos ha dejado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario