Consigue el libro en Amazon (Kindle) y en iTunes (iBooks)

Nueva edición "2018".












EL LIBRO

¿Por qué un locutor profesional de radio y de televisión tiene sus esperanzas en el futuro puestas en el podcast?  Encuentra en este libro una buena ubicación del podcasting en el mapa de los medios y la comunicación humana, además de los consejos útiles para comenzar o hacer crecer tu podcast.



Consíguelo 

en Amazon (Kindle)

y en iTunes (iBooks)



Si ya lo tienes, descarga sin costo la versión actualizada a partir del 29 de octubre de 2017








–  Puedes dejar aquí un comentario con sugerencias del tema que desees que no falte en las próximas actualizaciones del libro –

Skype permitirá grabar las llamadas



¿Qué herramienta usan los podcasters para grabar episodios a distancia?
Esta es una muy buena opción. Fácil, popular y que promete ser mejor.

Hindenburg ahora es compatible con Pro Tools

Aprender a editar en Hindenburg será necesario para futuros empleos en Radio y en Podcasts



A pesar de que en el mundo del podcasting como afición hay muy buenos programas de edición de audio gratuitos como Garage Band o Audacity, el mundo profesional del audio normalmente se soporta en software también profesional como Adobe Audition en el caso de las compañías de radio y Pro Tools para la gran industria de la grabación.

Ese último ha sido el estándar de toda la industria por años. Pro Tools es el software más profesional y completo, usado para grabar y mezclar discos de música en estudios de altísimo nivel, usado también para mezclar películas de cine y series de televisión que vemos en todo el mundo. Pro Tools es prácticamente imprescindible también para grabar y mezclar audio profesional para cuñas y spots comerciales en la enorme industria de la publicidad.

Y hace relativamente poco apareció en la historia de los programas de grabación y edición de sonido el Hindenburg como una alternativa pensada desde el inicio en producciones de podcasts, diseñado para facilitar el trabajo de añadir capítulos internos a un episodio, añadir fotografías a esos capítulos, etiquetas, tags y descripciones en texto; e incluso exportar directamente al servidor, publicando en algunos servicios populares de hosting o almacenamiento y distribución de podcast en la nube. Así Hindenburg se puede enlazar directamente con Libsyn, SoundCloud o Blubrry y otros servicios vía FTP.

También facilita operaciones usuales para ingenieros de grabación como la "normalización" del volumen del audio de salida justo en los niveles correctos aprobados por la industria según su uso tecnológico. No se usa el mismo rango dinámico (la diferencia entre el sonido más tenue y el más fuerte en una grabación) para cine que para televisión, radio o podcasts; y recientemente aparecen nuevos requisitos técnicos para altavoces inteligentes. Pues Hindenburg permite hacer estos procesos con ajustes predefinidos para quien no es ingeniero de sonido ni le interesa ahondar mucho en eso, para dedicar su tiempo más a producir contenido que a especializarse en asuntos técnicos. Pues justamente el interés de este programa es permitir que los productores de contenido puedan editar ellos mismos sus audios sin requerir siempre a un ingeniero y sin cometer errores crasos por hacerlo solos.

Hindenburg Tiene al menos 2 ediciones, una pequeña (ligera y con menos funciones) y una PRO. En eso se parece mucho a Pro Tools, que también tiene versiones diferentes para distintos niveles de uso profesional, pues incluso hay un Pro Tools gratis.

Las versiones de Hindenburg son la Journalist (desde $95 USD), Journalist PRO ($375 USD), Broadcaster y Educator. También Hindenburg ABC para audiolibros, ABC Narrator y la app móvil Hindenburg Field Recorder. Además una solución "Rental" para alquilar el software por periodos de 2, 3 o 4 meses, para quien quiera emprender un proyecto puntual y específico por un tiempo determinado.


En características técnicas Hindenburg se parece bastante más a Pro Tools que a otros editores de audio. Conserva por ejemplo las mismas teclas de accesos directos o "shortcuts" (atajos) para las funciones.  De manera que con "C" copias, con "V" pegas y con "B" divides un audio. Sin oprimir "Control" simultáneamente" ¡Una sola tecla!. Este orden lógico de teclas de uso muy común no se comparte con otros programas que usan algunas teclas diferentes para varias funciones, de manera que es muy natural para quien ha usado Pro Tools encontrar que la "memoria de los dedos" funciona muy bien al llegar a Hindenburg para producir audio para podcasts.




Grabación en Pro Tools

Abrir sesiones de Pro Tools en Hindenburg


Y ahora presentan una nueva compatibilidad que permite abrir en Hindenburg PRO sesiones de mezcla iniciadas y creadas en Pro Tools. Esto puede ser muy útil por ejemplo para colaborar en producciones con otros estudios, pues Pro Tools es el "estado del arte", el software que debe haber en todo estudio de grabación profesional.

La nueva fusión de importación de archivos de Pro Tools hacia Hindenburg PRO promete conservar todas las "ganancias" (aumentos de nivel de volumen por regiones de audio) los "fades" o subidas y bajadas de volumen al entrar y salir de un segmento de audio y los fundidos de volumen entre los audios.



Grabación en Hindenburg

Abrir sesiones de Hindenburg en Pro Tools


Además promete exportar sesiones de mezcla en formato AAF, que puede ser abierto en Pro Tools para continuar y finalizar una mezcla de sonido en el software más apto y preciso para esa función. De esa forma estará completa la compatibilidad para que el ingeniero de sonido y de mezclas pueda recibir el trabajo de un podcaster igual que recibe el de un editor de video, y a partir de ese punto terminar la mezcla profesionalmente con un nivel mucho mayor de detalle y calidad, cuando el proyecto lo requiera. Porque Hindenburg puede entregar el audio perfectamente listo para usar en podcasts, pero para algunos proyectos o colaboración con otros estudios se podría requerir finalizar en Pro Tools.




Sonoridad y no volumen


La intensidad del sonido que percibimos con los oídos puede estar relacionada con el volumen y con las medidas ya tradicionales en decibeles, pero hay un nuevo estándar en la industria de la grabación de sonido para nivelar la percepción de intensidad del sonido: los LUFS.

Hindenburg ha ofrecido como base una nivelación de sonoridad a -16 LUFS, el nivel comúnmente utilizado y aconsejado para los podcasts, pues es amable y prudente con los usuarios que oyen con audífonos.

Ahora Hindenburg exporta también a -14 LUFS (más fuerte) y -18 LUFS (más bajo). -14 LUFS es el nivel de volumen recomendado para altavoces inteligentes como el Amazon Echo, mientras que -18 LUFS es el nivel de volumen recomendado para producciones de BBC, que como se ve es más discreta y prefiere la prudencia.



Interfaz de audio ASIO

Compatibilidad con tarjetas de sonido

En tarjetas y dispositivos de conversión de audio análogo a digital para grabación, el aparato en el que conectamos los micrófonos o los instrumentos musicales, existe el protocolo ASIO (Audio Stream Input Output) que permite a programas de música y de grabación de sonido acceder a los aparatos externos directamente.

Ahora Hindenburg es compatible con ASIO para poder utilizar tarjetas y dispositivos de grabación multicanal. Así quien ya tenga o quiera integrar una unidad multicanal por ejemplo para usar múltiples micrófonos a la vez y grabar en Hindenburg PRO podrá hacerlo eligiendo en cada canal de grabación una entrada diferente. Ideal para grabar podcasts grupales y poder dar el mejor sonido posible a cada micrófono y cada voz, grabando las conversaciones simultáneamente.  Tendrás un resultado impecable en la edición y mezcla del sonido.