EL LIBRO

¿Por qué un locutor profesional de radio y de televisión tiene sus esperanzas en el futuro puestas en el podcast? Encuentra en este libro consejos útiles para comenzar o hacer crecer tu podcast. ¡Y entender mejor el nuevo medio!



Consíguelo 

en Amazon (Kindle)

y en iTunes (iBooks)



Si ya lo tienes, descarga sin costo la versión actualizada a partir del 15 de octubre de 2018

También en papel:



– Puedes dejar aquí un comentario con sugerencias del tema que desees que no falte en las próximas actualizaciones del libro –

Derechos de la música en podcast

Sobre los derechos de la música en pódcast hay mucho por aprender y por definir.

Lo primero que debemos aclarar es que no existe una legislación global para satisfacer las necesidades de un pódcast que se oye en todo el mundo y que no tiene fronteras porque está en internet.

Vale, hay fronteras para internet en Corea del Norte y quizás en China, pero no existen en el resto del planeta.

En esta publicación vamos a compartir varios episodios pódcast dedicados a este tema. Son episodios largos, así que te puedo recomendar leer primero el texto escrito y luego escuchar los pódcast en el orden en que aparecen los audios al final de este texto.




Es diferente en todas partes

La legislación de derechos de autor, se parece mucho en todos los países. Además los tratados de libre comercio buscan un grado de uniformidad al respecto. Pero el gran problema al que se enfrentan todas las legislaciones es a la desactualización, pues todas fueron concebidas y redactadas en otros tiempos, en los que se creó el modelo de la licencia como heramienta para gestionar las autorizaciones de uso y los pagos por la propiedad intelectual.

Y el reto que nos impone el sistema de licencias es que está diseñado con 2 tipos de límites:
  • Límite de tiempo
  • Límite de territorio
El límite de tiempo permite licenciar una obra intelectual como la música para ser usada con un propósito por un periodo de tiempo específico. Por ejemplo, puedes comprar una licencia para usar una canción en un anuncio publicitario que estará vigente por 6 meses, o por 1 año, o por 5 años.

El límite de territorio divide al mundo en países y permite que se autorice que una obra sea utilizada solo en Argentina, o solo en América del Sur, o en 6 países.

Si sumas esos 2 límites, tendrás el formato habitual de las licencias de uso de músicas. Y como entenderás fácilmente, es un tipo de límite que funciona para autorizar usos de canciones en campañas publicitarias, en conciertos o giras de conciertos, pero no en pódcast, que no tiene una duración específica de permanencia, como pasaría con una campaña publicitaria. Tampoco tiene un límite de alcance por países, como pasaría con una emisora de radio o un canal de televisión.

Consulta el libro "Todo Sobre Podcast", 




Licencia

Por más que hayas pagado por una música al comprar el disco que la contiene, o que hayas pagado por la suscripción de Deezer, Spotify o Apple Music, la música no es tu propiedad. Pero tienes una licencia, que es un permiso o autorización para usar esa música.

Quienes compraron discos CD alguna vez quizás puedan recordar que todos traían una advertencia legal en la que expresamente se prohibía el préstamo o difusión pública de ese disco sin autorización previa. Comprabas el disco y el plástico o el vinilo era tuyo, pero la canción no. Y la licencia que contenía ese vinilo o cassette era para poder oír la música en tu casa, para un uso privado exclusivamente.

Por eso, cuando pagas una suscripción a Spotify, lo que tienes es una licencia para oír la música en los dispositivos donde descargues la app. Y no puedes sacar de allí el archivo mp3 para prestárselo a nadie. Tampoco esa licencia te autoriza a poner las canciones en un pódcast.







Patrimonial y Moral

Además, los derechos de autor tienen un componente patrimonial, que se puede vender, y un componente moral, que es inalienable y jamás se puede ignorar, ni vender ni omitir. 

Esos derechos morales son principalmente los créditos que otorgan la autoría a una persona. Por eso todas las reproducciones de una grabación, en disco o cualquier otra forma "conocida o por conocer" (pensando en formatos futuros) debe incluir todos los créditos. Mira aquí un modelo sugerido por la Federación de Músicos de Argentina.

El derecho a que te reconozcan como autor de una canción no tiene precio y no se puede vender. Es un derecho moral inalienable. Al menos es así en la mayoría de países del mundo.

Puedes pagar un disco y el disco de plástico o de vinilo será tuyo, pero las canciones seguirán siendo por siempre de quien las creó. No tuyas. Por eso seguimos reconociendo la 9a sinfonía de Beethoven como obra suya y no de Universal Music, aunque el disco sea de esa marca. Y tampoco es de Carlos Gómez, aunque él haya comprado el disco o pagado la suscripción a Spotify.

Sé que parece tonto el ejemplo por lo básico, pero a veces nos olvidamos de eso tan básico y caemos en la tentación de creer que podemos omitir el derecho de Beethoven por pensar que murió mucho antes que nosotros.

Consulta el libro "Todo Sobre Podcast", 






Domino Público y sus límites

Aunque el derecho patrimonial si tiene fecha de prescripción y la obra de Beethoven ya es de dominio público. ¡No tenemos que pagar por ella!

Pero atención... no nos confundamos, porque el trabajo de los músicos que integran la orquesta que grabó el disco NO es dominio público

Tampoco podemos ignorar los derechos de la discográfica que pagó por la orquesta, por el estudio de grabación, por los ingenieros, por todas las grabaciones de audio y de video y por publicar un disco y llevarlo hasta las tiendas. Aunque sean tiendas digitales, llevar la música hasta tu colección es un trabajo y está amparado por los derechos de autor.



Las asociaciones de derechos de autor

O "Sociedades de gestión autoral"

En casi todos los países hay 3 tipos de asociaciones encargadas de recaudar derechos:
  • La asociación de autores y compositores.
  • La asociación de intérpretes.
  • La asociación de discográficas. En lenguaje técnico: Productores fonográficos.
Cuando usas músicas compuestas, interpretadas y grabadas por otras personas, estás usando material que les pertenece y que deberías pagarles.

El autor "inventó" la música. El intérprete la ejecutó. La discográfica la grabó. Todos tienen derechos y están amparados por la ley.

Por ejemplo, SGAE es asociación de autores en España. La compañía de alojamiento y distribución de Pódcast iVoox también está radicada en España y tiene un contrato de licencia con SGAE. Eso significa que si publicas un pódcast en iVoox ya tienes una tercera parte del problema resuelto si llegaras a recibir una reclamación de derechos proveniente de España.

Todo lo demás NO está cubierto por esa licencia y una reclamación tendría que definirse con abogados especialistas que interpreten las leyes vigentes en cada país y argumenten a tu favor y en tu contra ante un tribunal.

Puedes leer más sobre gestión autoral aquí.



Reclamaciones de derechos

¿Podemos usar música sin pagar por sus derechos? 

La respuesta "de facto" es que sí podemos. Pero no debemos.

El hecho de que no recibas hoy una reclamación de derechos de autor para que elimines una publicación o para que pagues una multa... solo significa que HOY no la recibiste. Pero podría ser mañana o dentro de 5 años.

Quizás, si usas músicas no autorizadas expresamente por los 3 titulares de sus derechos (autor, intérprete y fonográfico) y aún no recibes una reclamación, sea simplemente porque los titulares de esos derechos aún no se dan cuenta de que lo hiciste. O porque hoy no es rentable para ellos el demandarte a ti. ¿Y mañana? No lo sabemos.

En el caso de que uses músicas protegidas por derechos de autor y te llegaran a hacer una reclamación de derechos de autor, estarías en las manos del demandante, que puede pedirte:
  • Que retires tu publicación
  • Que pagues una indemnización
  • Que hagas las 2 cosas anteriores y además pagues de forma retroactiva por todo el tiempo que usaste la obra sin permiso. 
En realidad existe la posibilidad de que la compañía que hoy tiene los derechos de autor de una obra decida no perseguirte ni reclamarte. Pero es normal que a lo largo de la historia esas compañías cambien de accionistas,  cambien de políticas, o que vendan su catálogo de obras a otra compañía que podría decidir ajustar las cuentas contigo.

Y en caso de una reclamación fuerte, de nivel judicial, es seguro que aunque tú llegaras a ganar... te costaría mucho dinero y muchos disgustos.

Consulta el libro "Todo Sobre Podcast", 





Creative Commons

Muchas veces en lenguaje coloquial habrás oído a alguien decir que puedes usar "música sin derechos de autor". Pues eso NO EXISTE. Todas las obras tienen derechos de autor.

Solo que algunos autores deciden no cobrar por sus derechos. Algunos por ánimo filantrópico, o por estrategia de negocios durante un período de tiempo o como plan de crecimiento y difusión de su obra. 

No debemos olvidar, de cualquier manera, que los derechos morales son inalienables, así que aunque una obra sea Copy Left o Creative Commons, en realidad esos términos solo describen un tipo de licencia que se otorga sin pago económico. Pero de ninguna manera se trata de "música sin derechos", ya que tal cosa no existe.

Aprende sobre los diferentes tipos de licencia Creative Commons aquí.



Licencia eterna

La mejor de las opciones para que puedas usar música en un pódcast sin tener que preocuparte por absolutamente nada, es tener una licencia debidamente certificada por escrito. La licencia, o permiso de uso, debería especificar quién la otorga (autor, intérprete y productor fonográfico). 

También debe especificar por cuánto tiempo se otorga el permiso y qué territorios cubre esa licencia.

Las grandes discográficas y los abogados de derechos de autor están familiarizados a poner por escrito específicamente que muchas licencias (a favor de ellos) se otorguen "a perpetuidad" y en "el mundo entero" o en "el universo". ¿Parece tonto? Un poco, pero al poner eso por escrito se aseguran de tener licencias con limites eternos de tiempo y de territorio. Pero debe estar por escrito así estipulado.

Este tipo de licencia es la que podrías tener si por ejemplo pides a un músico que haga una obra por encargo para tu pódcast. Aunque una obra por encargo es una especie de excepción a la regla de derecho único del autor, conviene que tengas siempre los documentos que certifiquen que tú pediste y pagaste por la obra, y que los autores, intérpretes y productores fonográficos están de acuerdo en cederte los derechos de uso con una licencia.



Música Original

Si la música es tuya, la inventaste, la interpretaste y la grabaste, eres el propietario de todos los derechos de autor y la ley te protege. Eso es aún mejor que esa licencia eterna o una obra hecha por encargo. 

Pero lo más sensato, legalmente, es asegurarte de proteger esa obra con un registro ante la autoridad de Derechos de Autor en tu país, para certificar ante cualquier duda de otra persona, que tú eres titular de los derechos y que compusiste, interpretaste y grabaste la obra en una fecha específica. Por si hubiese "coincidencias" que algún día hagan sospechar a alguien que usaste la obra de otra persona o compañía que quiera demandarte.

Consulta el libro "Todo Sobre Podcast", 




Uso Justo y Derecho de Cita

Para la legislación de los Estados Unidos existe una posible excepción parcial a las limitaciones del uso de obras con derechos de autor.  El Uso Justo se puede argumentar si cumples algunos requerimientos que en países hispanoamericanos puede ser muy similar al Derecho de Cita.

En términos generales podríamos resumirlo como la posibilidad de usar fragmentos cortos de una obra, especificando de qué autor son, en qué obra aparecieron originalmente y quién los publicó.

Estamos ya muy acostumbrados a usar el Derecho de Cita en las normas académicas para presentar trabajos escolares, pues sabemos bien que hay que abrir comillas para insertar un fragmento y cerrar comillas para evidenciar dónde se termina ese fragmento tomado de una obra.

Una de las condiciones habituales para el Derecho de Cita y Uso Justo es que sea en un entorno académico o educativo, sin generación de ingresos comerciales por su uso. Y que se incluya sólo para demostrar una idea o apoyar un argumento propio en lo que había dicho otro autor.

No se puede argumentar Uso Justo si ponemos una obra completa o si no viene al caso de nuestro objetivo propio en el discurso.

Veamos un ejemplo: Si pongo una canción de The Beatles en mi pódcast sobre economía, tengo muy pocas probabilidades de argumentar Uso Justo o Derecho de Cita.

Pero si mi pódcast es sobre micrófonos y la manera correcta de ubicarlos, dentro del programa universitario de Ingeniería de Sonido, e incluyo un fragmento de 15 segundos de una grabación de The Beatles para demostrar cómo se oye un zapateo de Paul McCartney que no debió quedar publicado... entonces tendré más herramientas para defender que he hecho un Uso Justo y acogerme al Derecho de Cita.





8 Compases o 15 segundos

A pesar de que muchas personas creen que es legal usar 8 compases de una canción o incluir hasta 15 segundos de una grabación, son ideas falsas propagadas sin piso legal.

Todo al final depende de las normas escritas en la Ley de Derechos de Autor vigentes en el país donde alguien decida presentar una demanda por violación a sus derechos.

Los 8 compases pueden ser tenidos en cuenta cuando se trata de disputar la autoría de una canción. Es posible que alguien componga una obra y que se parezca a otra, por lo cual, los 8 compases -solo en algunos países- se tendrían en cuenta en demandas entre 2 autores por la armonía (acordes) de una canción. Una disputa por una melodía estaría fuera del rango de esos 8 compases y con apenas 1 se podría establecer un caso de plagio.

Nunca se usa la hipótesis de coincidencia fortuita de 8 compases entre una canción y una publicación de un pódcast.  En especial debes tener en cuenta que al comparar 8 compases la disputa se fundamentará en las partituras de la obra. Y un pódcast no tiene partituras.

Basta con que hayas utilizado un disco para que seas culpable. Un álbum o sencillo ya publicado antes que tu pódcast demuestra que no has compuesto una nueva obra y la teoría de los 8 compases quedaría totalmente inservible.

Con los 15 segundos pasa exactamente igual. Algunas personas han creído que serían solo 10 u 8 segundos. Pero el resultado es el mismo: al reducir el tiempo de uso de un fragmento de una canción solo reducirías las posibilidades de que te encuentre una "araña" o robot buscador de músicas usadas sin licencia. Pero cada día esas tecnologías son más precisas y tienen más alcance, así que si no te pillan hoy, podrían pillarte mañana o dentro de 5 años.






Castigos

¿Qué te puede pasar si violas los derechos de autor de un músico o una discográfica usando sus grabaciones sin tener licencia?

Podrían en un caso extremo demandarte como cuando Metallica demandó a algunos usuarios de Napster por compartir sin permiso su música.

También podrían exigirte un pago retroactivo de la licencia, al precio que ellos establezcan, porque como no pediste permiso ya no tendrás oportunidad de negociar o decir que "no" aceptas el trato.

Pero lo más común que ha pasado en SoundCloud y en Youtube, plataformas en las que ya han regulado de alguna manera el uso de músicas no autorizadas, es que te bloquean un audio, lo borran porque no respetaste las normas a las que te comprometiste cuando entraste a la comunidad y abriste la cuenta.

Y en caso de reincidencia, te pueden borrar toda la cuenta en tu servicio de alojamiento. Ya sea Youtube, SoundCloud, Spreaker, iVoox, Libsyn o el que hayas elegido. Esas compañías tienen que responder a una petición legal de una persona o compañía propietaria de derechos de autor. Y la manera más rápida y eficaz es borrar los audios o la cuenta del infractor.

Actualmente Youtube tiene acuerdos con las discográficas por los cuales ya no te borran un contenido, pero lo pueden bloquear en algunos países (límite de territorio de las licencias) o pueden hacer que tú pierdas el control de ese contenido específico y que tu trabajo sea monetizado en favor del dueño de los derechos y tú no tengas ningún ingreso por esa obra utilizada sin permiso.

Y hay que añadir que existe la posibilidad de que no te pillen y por eso no te castiguen... todavía.

Si no te pillan es porque muy poca gente se da cuenta de lo que estás haciendo. Crecer y tener más notoriedad en tu trabajo significará siempre correr mucho más riesgo si usas músicas sin licencia.




Audios recomendados sobre música y derechos de autor en pódcast:

Unión Podcastera:




Cuaderno de Podcasting:


Cómo publicar pódcast privados o exclusivos para suscriptores de pago

Si quieres crear un pódcast que se distribuya solo a un grupo específico de suscriptores y no sea público, aquí hay algunas sugerencias que te permitirán lograrlo.


En Patreon

Un podcast en exclusiva para tus suscriptores se logra fácilmente con Patreon, pues una de las opciones que permite esta plataforma es que establezcas privacidad que haga que solo quienes pagan un determinado monto de suscripción accedan a publicaciones en las que puedes poner audios que quedan allí en exclusiva.

Puedes subir directamente allí los audios y Patreon pondrá un reproductor de audio. Pero también Patreon interpretará un enlace de Spreaker o de SoundCloud para que aparezca allí el reproductor de un audio que tienes alojado en uno de esos sitios.

En Spreaker o SoundCloud

Para esto es muy útil la herramienta de audio privado o de audio oculto de Spreaker o SoundCloud. Solo quien tenga la dirección con URL exacta podrá oír esos audios. De esa forma, podrás compartir esos audios en un mensaje privado de correo, de Telegram o WhatsApp.  Y claro, también puedes ponerlos en los niveles privados de Patreon o de tu propia página web si tienes un sistema que proteja con contraseña las publicaciones. 

En WordPress

También se puede generar una página web protegida por contraseña, hay varias formas de lograrlo con audios alojados allí en WordPress o embebidos desde su alojamiento oculto en Spreaker o SoundCloud.



En Telegram

Y hay otras formas de publicar pódcast exclusivos para tus suscriptores o grupos privados, como por ejemplo publicar los audios en un grupo de Telegram al que tu vayas añadiendo los suscriptores.

Telegram permite que el audio quede integrado con su propio reproductor dentro del grupo. Para ello solo debes subir un audio mp3 con todos los Tags ID de metadatos dentro del archivo.  Esos metadados podrán incluir una carátula, nombre del programa, del autor y fecha de publicación. Cuando están completos los metadatos el reproductor de Telegram sale realmente muy bonito.

En iVoox

Dentro del programa de contenidos premium iVoox Plus permite que algunas publicaciones se puedan oír solo en su plataforma o en su app, para personas que hayan ingresado con su usuario y contraseña. Eso permite que los usuarios que tengan acceso solo sean los que han decidido apoyar económicamente tu pódcast. O el grupo total de pódcast en iVoox Plus.

Otras formas

Te dejo aquí un programa completo de Promopodcast de Emilcar.FM que explica en detalle estas y otras formas de publicar pódcast privados.