Consigue el libro en Amazon (Kindle) y en iTunes (iBooks)

Nueva edición "2018" desde el 29/Oct/2017.










Usa los 3 micrófonos de tu teléfono

Un teléfono inteligente tiene 3 micrófonos: 

  • el micrófono de hablar en llamadas, 
  • el micrófono de grabar videos 
  • y el micrófono de grabar video "selfies".

Con Auphonic puedes grabar sonido eligiendo cualquiera de los 3 micrófonos de tu teléfono.


Y una vez grabado, puedes exportar para editar o publicar usando los servicios de la plataforma Auphonic o tus propios medios.


En muchas ocasiones conviene usar el micrófono delantero de tu teléfono en lugar de usar el micrófono de las llamadas telefónicas. Esto puede ocurrir por 3 razones:



1- Si quieres grabar mirando a la pantalla del teléfono en lugar de sostenerlo en tu mejilla.

La forma natural de hablar por teléfono es pegarlo a tu mejilla, tocando la oreja y con el micrófono de abajo del teléfono cerca de tu boca. Esa es una forma excelente de sostener conversaciones tradicionales (y de grabar notas de voz) y los fabricantes de teléfonos tienen ese diseño siempre en mente para beneficiar a la mayor parte de la población.

Pero a veces un podcaster quiere grabar un audio mientras mira la pantalla de su teléfono para leer su libreto o tener a disposición. En esos casos, alejar el teléfono y dejarlo sobre un escritorio mientras habla y graba mirando la pantalla suele hacer que la voz suene muy lejos del micrófono, que ya no capta igual de bien el sonido a esa distancia.

También funciona si se quiere grabar con el micrófono integrado del teléfono pero manteniendo las manos libres. En estos casos se recomienda usar el micrófono de los auriculares que te vienen con el teléfono cuando lo compras, pero en muchas ocasiones ese micrófono es de menor calidad que los 3 que están integrados en el teléfono.

Eso lo podemos constatar comparando la calidad de sonido de cualquier grabación con las cámaras de video: cuando haces un video tipo "selfie" o un video normal (mirando hacia en frente del teléfono) el sonido captado es selectivo, el micrófono ya no oye todo lo que está al rededor; y más bien hace énfasis en aquello que aparece en la pantalla. Realmente bueno para el sonido de los videos. Y muchos podcasters o periodistas quisieran en ocasiones específicas disfrutar de esa buena calidad pero solo con audio y no necesariamente integrado a un video, que puede resultar en un archivo demasiado pesado si es para una grabación larga o porque específicamente solo necesita el audio.



2- Para grabar sin que el teléfono le ponga "auto-ganancia" al micrófono. 

Esta función está activada por defecto en el micrófono de las llamadas para que siempre se oiga muy bien lo que hablas en una conversación convencional por teléfono. Pero al grabar sonido esa subida de volumen siempre al máximo resulta en que se magnifica el ruido de fondo o la reverberación y eco del salón en el que grabas. En esos casos todo suena bastante alto, pero se entiende menos la voz y da una sensación de caos y de ambiente demasiado ruidoso para quien escucha el audio.

Los otros 2 micrófonos están pensados desde el diseño en privilegiar solo el sonido de la voz de quien está frente a la cámara, reduciendo todos los demás sonidos al rededor y reproduciendo el efecto de "enfoque" o encuadre del video, que solo tiene en cuenta una pequeña porción de todo el sonido que hay en torno al teléfono.

Estos micrófonos del teléfono son entonces más direccionales, más selectivos y más fieles, permitiendo entender mejor las voces de las personas que están justo en frente a ellos y reduciendo los sonidos de fuentes que están detrás o a los lados.

Eso es exactamente lo que podemos necesitar en múltiples ocasiones: que suene con claridad algo que queremos "enfocar" con el micrófono y que los otros ruidos y sonidos se queden bajos y sin competir en intensidad con la voz.



3- Para grabar a un entrevistado mientras dejamos marcadores para editar la grabación.

Una funcionalidad muy útil para quien graba una declaración pública de un personaje, una presentación de un artista o una entrevista, y mientras graba quiere añadir marcas de edición que le permitan luego localizar fácilmente los fragmentos de audio que va a utilizar, en lugar de tener que volver a escuchar de nuevo toda la grabación (que a veces pueden ser muy largas) y elegir los fragmentos invirtiendo el doble del tiempo necesario.

Crear esas marcas de edición o de capítulos puede ser simultáneo a la grabación si el podcaster o periodista puede estar mirando la pantalla de su teléfono mientras el micrófono de en frente (junto a la cámara principal) está captando el audio que quiere grabar.

Descarga la app Auphonic en iOS y en Android.


1 comentario:

José Cifuentes dijo...

Muchas por el artículo y el vídeo. Muy útil la herramienta.
¡Saludos!

Publicar un comentario